Compartir en:

 

Por Dr. Amín Cruz

“La naturaleza sostiene la vida universal de todos los seres” Tenzin Gyatso

La tecnología ha servido para hacer nuestra vida más fácil, pero también ha sido clave para proteger el medioambiente, cada vez más, la tecnología cobra un papel más importante a la hora de dar respuesta a los desafíos a nivel medioambiental, social y económico a los que nos enfrentamos actualmente.

Los avances tecnológicos han permitido avanzar hacia un desarrollo global sostenible.

El desarrollo sostenible nace del concepto de sostenibilidad. La sostenibilidad hace referencia a la satisfacción de las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de futuras generaciones, con el objetivo de garantizar un equilibrio entre el crecimiento económico, el cuidado del medio ambiente y el bienestar social.

Por consiguiente, el desarrollo sostenible se refiere a una forma de progreso que utilice los recursos disponibles en el presente, sin comprometer su existencia en el futuro.

Las tecnologías sostenibles se conocen como aquellas que están enfocadas en los principios de sostenibilidad. Son aquellas que, a través de la reutilización, el reciclaje, la conservación de recursos naturales y de la eficiencia energética, reducen la contaminación. Por lo tanto, minimizan el impacto ambiental.

Ciertamente, las tecnologías sostenibles tienen muy presentes las diferentes necesidades de la sociedad. Además, estas tecnologías implicadas con el desarrollo sostenible, emplean menos energía para realizar los procesos, emplean una cantidad menor de recursos limitados. Por consecuencia, reducen la utilización de los recursos naturales en todas sus etapas (creación, puesta en marcha o utilización).

Algunos ejemplos de las tecnologías sostenibles más destacadas son:

Realidad Virtual

Herramientas muy útiles para crear experiencias, formar y sensibilizar a los diferentes colectivos sobre un sin número de situaciones a través de la simulación. Contribuyendo a distintas causas como, por ejemplo: Educación, Reducción de las desigualdades, Protección del medio ambiente, entre otras.

Business Intelligence

Permite transformar los datos en conocimiento para optimizar la toma de decisiones, los procesos y operaciones y la comprensión del pasado, presente y futuro de la empresa u organización.

Inteligencia Artificial

El uso de productos digitales para recoger, analizar y procesar información y tareas de las empresas con el fin de ejecutar acciones automáticas que facilitan la posibilidad de “aprender” de la interacción se ha convertido en una tecnología sostenible porque permite reducir el uso de dispositivos, recursos y materiales en las empresas, ya que se necesita de mucho menos para alcanzar niveles de productividad.

Firma electrónica

Incluso estos días, los documentos de muchas de las transacciones que hacemos día a día o que son necesarios para realizar trámites burocráticos son hechos en papel, lo cual sabemos que es un gran desperdicio de recursos que también estimula la deforestación de bosques, un hecho muy lamentable que atenta contra el balance natural de nuestro planeta.

En este sentido, la firma electrónica surge como una solución digital que permite que todo tipo de organizaciones puedan realizar aprobaciones, acuerdos, transacciones y cualquier clase de actividad comercial que involucre la emisión, firma y registro de documentos para el flujo de trabajo al migrar todo ello a una plataforma digital que no produce desechos y no usa papel.

Esta tecnología sostenible le permite a las empresas y a las personas particulares la adopción de una solución para acelerar sus flujos de trabajo al agregarle movilidad, capacidad de respuesta e inmediatez a los procesos con el objetivo de potenciar las operaciones sin importar dónde se encuentren los firmantes.

Nuevos sistemas cloud

Las tecnologías basadas en la nube son un recurso de gran valor para aquellas empresas que valoran la productividad fusionada con el uso de tecnologías sostenibles: el sinfín de soluciones que pueden partir de esta tecnología, por ejemplo, el almacenamiento de archivos, el uso de aplicaciones o software empresariales y muchas cosas más sin tener que invertir en infraestructura y “compartiendo” los recursos físicos con otros clientes es una vía muy bien pensada de sostenibilidad.

En el mercado existen cientos de opciones y, sin lugar a dudas, son productos y servicios de gran valor para la productividad que sirven para trabajar con responsabilidad social y ambiental.

Combustibles líquidos a partir del sol

Usar catalizadores activados por luz solar para realizar la división de las moléculas de agua, es decir, separar el hidrógeno del agua y usar esa molécula de hidrógeno para convertir el dióxido de carbono en hidrocarburos: lo que provoca esto es que el CO2 producto de la combustión se transforma de nuevo en combustible en lugar de salir al ambiente.

De esta manera, se convierte en una tecnología sostenible e, incluso, en una fuente de energía renovable que la humanidad tanto necesita.

Agricultura de precisión

La agricultura, a pesar de ser una actividad ancestral, ha evolucionado con el paso del tiempo: ahora es posible incorporar ciertas herramientas para elevar el rendimiento y la calidad de los productos, además de hacer uso responsable y preciso del agua y productos químicos.

Por ejemplo, con el uso de sensores, GPS, mapeo y software de análisis, hoy es posible optimizar las tareas dentro de un cultivo, darles a las plantas las condiciones ideales para su crecimiento y, al mismo tiempo, ahorrar recursos.

Batería de hidrógeno

A pesar de que los autos eléctricos funcionan a partir de electricidad, su batería la diferencia de una de combustible que es una convertidora de energía usa la reconfiguración molecular del hidrógeno y del oxígeno para liberar calor y producir energía a demanda, lo cual significa que no es necesaria la producción de combustión a partir de combustibles fósiles o de la carga de baterías eléctricas, sino que las baterías podrían generar poder de acuerdo a las necesidades del coche y producir energía 100% limpia que no contamina.

Cada vez más, la tecnología cobra un papel más importante a la hora de dar respuesta a los desafíos a los que nos enfrentamos actualmente.

Por lo tanto, los avances tecnológicos contribuyen al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Sin duda, la tecnología es una gran aliada para acelerar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Las tecnologías ambientalmente saludables son aquellas que protegen el medio ambiente, contaminan menos, utilizan los recursos de una forma sostenible, reciclan más sus vertidos, y manejan los residuos de una manera más aceptable que las tecnologías a las cuales sustituyen. Los retos medioambientales a los que se enfrenta la humanidad han impulsado las innovaciones y nuevas soluciones relativas a este tipo de tecnologías

En concreto, el desarrollo tecnológico puede contribuir a: mejorar la resiliencia empresarial y el rendimiento de la sostenibilidad, adquirir y mantener hábitos de vida más sostenibles puede requerir de mucho esfuerzo, más hoy estamos en la era de las tecnologías mismas que no son el final de la sostenibilidad, sino una herramienta que puede ayudar a abordar los problemas más amplios de la sostenibilidad, la sociedad y el mundo.

El avance de la ciencia y luego en la aplicación de tecnología ha permitido toda una amplia gama de tecnologías limpias.

Desde autos híbridos y eléctricos, paneles solares para generar electricidad y molinos eólicos para producir energía, productos que funcionan con estos tipos de energías limpias y alternativas como cocinas y calentadores, reproductor de música, teléfonos celulares y computadoras con muy baja emisión de ondas electromagnéticas y de materiales reciclables, lámparas de bajo consumo, existen cientos de productos en el mercado que cumplen con estos parámetros.

La tecnología debe ser los más limpia posible para que su ciclo de vida produzca el menor daño posible en el medio ambiente

“En la naturaleza no hay recompensas ni castigos, hay consecuencias.” Bob Ingersoll.

Dr. Amín Cruz, CEO Presidente y fundador del Congreso Hispanoamericano de Prensa, creador Congreso Mundial de Prensa, Congreso Mundial de Universidades, Congreso Día Internacional de la Mujer, PhD, Ministro Consejero, Diplomático ante la ONU, historiador, educador, periodista y escritor residente en New York.


Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights