Compartir en:

Por: Miguel Florentino Jiménez

Hemos escuchado durante muchos años algunas expresiones de parte de los políticos tradicionales en todos los niveles, en especial cuando están disgustados o incómodos cuando las cosas no salen como ellos esperaban, una de la más comunes es LA POLÍTICA HAY QUE DEJARLA, lo que no entienden estas personas es que todos somos culpables de que la actividad política en la República Dominicana se haya convertido en un mercado persa, pues los dirigentes de las bases y algunos de nivel medio ven a los aspirantes como un suplidor de recursos para sus problemas personales durante los procesos electorales, los cuales después entienden que pagaron por sus servicios a estos dirigentes y que luego de ganar las posiciones ya no tienen ningún compromiso, cuando esto ocurre viene la expresión «la política hay que dejarla» en ambas partes.

Las personas debemos entender que todos tenemos un cerebro y que pensamos, tanto los políticos de las bases como los de niveles más altos tienen motivos para sentir desencanto de la actividad política en nuestro país, porque todos hemos cometido errores, si no hay quien se venda no hay quien compre.

Hay ciudadanos en la política que quieren hacer de ella un instrumento para transformar nuestra sociedad, pero no las vemos porque estamos en un círculo vicioso que a muchos les conviene, esto porque lo han convertido en una actividad comercial en perjuicio de la misma sociedad.

Es hora de hacer consciencia y saber, que más que dejar la política, hay que dejar la manera en que se hace tradicionalmente.


Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights