En RD dejamos todo para el último día.

Somos cabezas duras

En la mayoría de los casos, siempre dejamos todo para el último día, cuando ya no hay tiempo, en el caso de las vacunas contra el covid-19, el presidente Luis Abinader, la vice Raquel Peña y las autoridades del ministerio de salud, pagaron grandes sumas de dinero en publicidad, para hacerle llegar la información a todos los ciudadanos, entre ellos: adolescentes de los 12 años en lo adelante, para que se vacunen.

Tuvieron que poner restricciones a aquellos que no se pongan las vacunas, impidiendo la entrada a establecimientos comerciales, entre otros.

Tenemos meses, desde que llegaron las vacunas a la República Dominicana, diciéndoles  a los ciudadanos vacúnense, en todos los lugares del país, se ha llevado los operativos de vacunación, incluso a las iglesias, una de ellas, para citar un nombre, la Iglesia Metodista Libre de Los Mina, como centro, bajo la dirección de los pastores José López King y Sandra Abramson y la encargada de dicho operativos, la licenciada Mariana García, por el ministerio de Salud, se han entregado en cuerpo y alma para llevar a la comunidad las vacunas contra el COVID-19.

Siempre hay dilema para todo, escuchamos todos los comentarios, entre ellos: Negativos en su mayoría, muchos ciudadanos buscandoles la quinta pata al gato para no ponerse la vacuna, ahora bien el gobierno va a poner restricciones en el transporte tanto del Metro de Santo Domingo, Teleférico y de los autobuses OMSA, deben presentar la tarjeta de vacunación para poder acceder, también los Bancos comerciales, las tiendas en los diferentes establecimientos del país, entre otros negocios y oficinas del Estado, van a impedir la entrada a aquellos que no presenten la tarjeta de vacunación.

Así es con el caso del pago de los impuestos de los marbetes para los vehículos, la Dirección General de Impuestos Internos ( DGII ), hizo una campaña publicitaria por algunos meses por los diferentes medios de comunicación y faltando algunos días para el cierre, los bancos y establecimiento comerciales donde tienen dichos marbetes, llenos de personas, con largas filas de hasta horas, dejamos todo para el último día, nos dan facilidades y las obviamos, así somos la mayoría de los dominicanos.

Como dice en la Biblia en el libro de Éxodo 32:9 Y el SEÑOR dijo a Moisés: He visto a este pueblo, y he aquí, es pueblo de dura cerviz.

Cabezas duras, siempre de cabezas duras, así somos, debemos de cambiar esa manera, en nada beneficia.

Por Jayser Bautista

16 de octubre 2021

Compartir...

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.