fbpx
Jayser Bautista

Vivimos tiempos muy difíciles, donde cada día, la avaricia, el hambre por desearlo todo, la ansiedad y la agonía, es un modo de vida llevado por muchos en estos días.

 El compañerismo ha ido desapareciendo, solo por el bendito interés del dinero, la obtención de poder y la ocupación de los puestos.

Aquellos que lo desean todo, muchas veces te venden ser tú amigo y en su corazón existe otra cosa, siendo falsos, se te ríen de frente y por detrás te meten el cuchillo.

Es una palabra bien difícil de mencionar, “la palabra amigo”.

Todo ser humano viene a este mundo con su mente en blanco, con el pasar de los tiempos, vamos adquiriendo conocimientos, producto de lo que miramos, escuchamos, tocamos, podemos oler y la sensación del poder degustar, en eso interviene los cinco sentidos.

¡En quien creer en estos tiempos!, no vamos a mencionar caso aislados, donde primero sale y existen esos males, es en el seno de la familia, solo analicen el caso, cuando muere el padre o la madre, donde los hijos se matan por la herencia que han dejados sus progenitores, cuántos casos, se han visto, entre miembros de una misma familia.

Ahora bien, entre conocidos, que no tienen la misma sangre, ni se han criado juntos, entonces que no pasaría, por decimos que estamos viviendo tiempos difíciles, donde no hay, hijos para padres, ni padres para hijos, que se puede esperar de apena un conocido.

De cualquier cosa que pueda suceder, no se sorprenda, cuando se encuentre con un caso de que lo traicionaron, de infidelidad,  de levantar falsas calumnias en su contra, hay quienes son capaces de todo, aquellos que venden el alma al diablo, con poder conseguir sus objetivos.

Ahora bien, no duermen tranquilos, aquellos que maquinan maldad en su corazón, piensan que se la están comiendo y eso es cosa de un tiempo, lo mal habido, se lo lleva el rio, ya que el verdadero gozo y que no trae tristeza y amargura, es aquel que viene de Dios y para eso tenemos que vivir con un corazón contristo y humillado y haciendo bien a nuestro prójimo.

Por Jayser Bautista

18 de diciembre 2021

Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.