LA PERLA DEL OCCIDENTE CAPITAL MUNDIAL DEL LIBRO PARA EL AÑO 2022

Por Araceli Aguilar Salgado  

“Los libros no pueden cambiar al mundo, pero sí pueden cambiar a los que pueden cambiar al mundo” Benito Taibo. 

La Ciudad de Guadalajara, conocida como la perla del Occidente, aún conserva su verdadera alma de provincia, cuando hoy es una urbe que lucha por conservar su sabor de antaño, las raíces de una sociedad con valores que vive enmarcada una magnífica arquitectura que resalta las plazas, parques, las fuentes, edificios de cantera que resguardan tesoros artísticos, históricos y culturales, se respira un ambiente lleno de historia, ciudad que lleva en sus venas el famoso zumo fermentado del agave azul , el son el mariachi, Guadalajara describirla no nos alcanza el espacio, es hermosa la Perla del Occidente que cautiva a propios y a extranjeros. 

Ha sido denominada Capital Mundial del Libro para el año 2022 por la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, por recomendación del Comité Consultivo de la Capital Mundial del Libro. 

La ciudad, que ya es una Ciudad Creativa de la UNESCO desde 2017, fue seleccionada por el plan integral de políticas en torno al libro como concepto para desencadenar el cambio social, combatir la violencia y construir una cultura de paz para sus ciudadanos. Así mismo explicó que las ciudades designadas como Capital Mundial del Libro se comprometen a promover el libro y la lectura organizando actividades a lo largo de todo un año, y con este nombramiento, precisó, Guadalajara es la vigésimo segunda ciudad en ostentar ese título desde 2001. 

De acuerdo con Audrey Azoulay, directora general de la Unesco y las recomendaciones del Comité Consultivo de la Capital Mundial del Libro, el programa propuesto por Guadalajara se centra en tres ejes estratégicos: 

  1. La recuperación de los espacios públicos mediante actividades de lectura en parques y otros espacios accesibles. 

     
  2. La vinculación y cohesión social, especialmente a través de talleres de lectura y escritura para niños. 

     
  3. El fortalecimiento de la identidad de barrio mediante las conexiones intergeneracionales, la narración de cuentos y la poesía callejera. 

La ciudad utilizará sus bienes culturales, como bibliotecas, salas de lectura, librerías, editoriales independientes y su mundialmente famosa Feria Internacional del Libro (FIL), para mejorar sus políticas de prevención de la violencia, estos recursos se aprovecharán para poner los derechos humanos, la igualdad de género y la cultura de paz al alcance de sus ciudadanos y, en definitiva, al libro como un componente clave para la transformación social. 

Las actividades incluirán eventos literarios en colaboración con escritores latinoamericanos, un proyecto artístico sobre la “Torre de Babel”, y otros eventos que vincularán el teatro y la música con la literatura y el uso de la radio local para lecturas de poesía. 

El año de celebraciones comenzará el 23 de abril de 2022, con motivo del Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor.  

Las ciudades designadas por la UNESCO como Capital Mundial del Libro se comprometen a promover el libro y la lectura organizando actividades a lo largo de todo un año. 

Guadalajara se convierte en la vigésimo segunda ciudad en ser nombrada Capital Mundial del Libro, título que se otorga desde 2001, anteriormente se ha reconocido a ciudades como Madrid (2001), Alejandría (2002), Nueva Delhi (2003), Amberes (2004), Montreal (2005), Turín (2006), Bogotá (2007), Ámsterdam (2008), Beirut (2009), Liubliana (2010), Buenos Aires (2011), Ereván (2012), Bangkok (2013), Port Harcourt (2014), Incheon (2015), Breslavia (2016), Conakry (2017), Atenas (2018) y Sharjah, (2019), Tiflis (2021) y Kuala Lumpur (2020). 

La candidatura de la ciudad de Guadalajara fue seleccionada por un Comité Asesor que incluye a representantes de la Asociación Internacional de Editores (AIE), la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA), el Foro Internacional de Autores (IAF) y la UNESCO. 

 Guadalajara fue elegida por tener un plan para provocar cambio social, combatir la violencia y construir una cultura de paz a través de los libros. 

“En una época en la que pasamos conectados y bombardeados con miles de mensajes las 24 horas, leer un libro es una acción revolucionaria porque supone tomarse un tiempo para uno mismo.”. Carlo Feltrinelli 

Comparte el post...

También te puede interesar

Deja una respuesta