EL EMPODERAMIENTO DE LA MUJER ESTAR EN LA EDUCACIÓN

POR ARACELI AGUILAR SALGADO

“La mujer se esté empoderando y pueda alcanzar un equilibrio en sus papeles de mamá, empresaria, esposa o profesionista, que más que pedir el empoderamiento de la mujer, hay que empoderar las decisiones de cada una.” 

Las mujeres del mundo desean y merecen un futuro igualitario sin estigma, estereotipos ni violencia; un futuro que sea sostenible, pacífico, con igualdad de derechos y oportunidades para todas las personas.

Históricamente, las mujeres han estado sometidas a la voluntad de los hombres por motivos culturales, religiosos o incluso por ley. Esta situación empezó a cambiar a principios del siglo XX, con las primeras manifestaciones y huelgas de mujeres trabajadoras.

Actualmente, las leyes internacionales les reconocen como iguales: mujeres y hombres tienen los mismos derechos, pero en la práctica no siempre se cumplen. A menudo, las mujeres sufren abusos, discriminación y violaciones de sus derechos por el mero hecho de ser mujeres.

Problemas como la violencia de género, el matrimonio infantil o los abusos sexuales se producen porque en todo el mundo sigue existiendo la percepción de que la mujer es más débil y no merece el mismo respeto que un hombre.

Impulsar la figura de la mujer en la sociedad también es una de las prioridades de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Así, el ODS 5 se centra en la igualdad de género y promueve proyectos e iniciativas para empoderar a niñas, chicas y mujeres en todo el mundo.

Los estereotipos de género perjudican particularmente a las mujeres, también impactan negativamente sobre los varones, al reforzar una idea hegemónica de la masculinidad que la aleja de la posibilidad de ejercer determinados derechos y los asocia con roles y mandatos.

Los estereotipos perpetúan las inequidades entre los géneros en distintos ámbitos y de diferentes maneras. Afectan las decisiones que se toman y el marco de oportunidades en el que se decide. Impactan, por ejemplo, en las trayectorias educativas: las mujeres están sobrerrepresentadas en las carreras que se vinculan con “tareas feminizadas” (como la educación y la gestión de recursos humanos, por ejemplo), mientras que los varones tienden a estudiar carreras vinculadas con “roles masculinizados” (como la ingeniería). Esta segregación horizontal también se replica en las trayectorias laborales.

Los estereotipos y sesgos fundados en ellos evitan que personas calificadas y capaces lleguen a determinados empleos o puestos de poder, lo que es injusto y, en ocasiones, ocurre de forma no intencional. Esto termina afectando los derechos, la autonomía y el empoderamiento de los géneros no masculinos.

Reconstruir los estereotipos requiere de un cambio cultural que llevará tiempo, pero puede acelerarse, se trata de una labor que debe ser impulsada desde todos los sectores de la sociedad, teniendo en cuenta el rol fundamental de los medios de comunicación y el sector privado.

Las representaciones de género estereotipadas en nuestro país es un problema para todos y todas.

De construir los estereotipos requiere de un cambio cultural que llevará tiempo, pero puede acelerarse, se trata de una labor que debe ser impulsada desde todos los sectores de la sociedad, teniendo en cuenta el rol fundamental de los medios de comunicación y el sector privado.

La exposición a contenidos que reproducen prejuicios de género en los medios está asociada con la expresión de creencias más sesgadas y rígidas acerca de cómo deberían comportarse las personas de distintos géneros.

La reivindicación del papel de la mujer en la sociedad es una tarea de todos y el empoderamiento es un trabajo diario que debe emanar de las mismas mujeres.

Además, el consumo de programación que refuerza estereotipos en niños y adolescentes también se vincula con elecciones educativas y de carrera consistentes con esas normas de género.

Hoy las mujeres debemos considerarnos igual que los hombres y demandar las mismas oportunidades, por lo que vamos avanzando ya en las últimas tres generaciones desde nuestras abuelas hasta nosotros vivimos un mundo distinto, pero también vivimos un mundo en el que queremos hacer visibles estas injusticias y desigualdades.

Es por ello que exhorto a las mujeres a desarrollarse profesionalmente y cultivar la seguridad personal a través de la educación se empoderan.

El logro de la equidad entre los géneros es un imperativo del derecho que interpela al Estado y a la sociedad y también es fundamental de cara al desarrollo sostenible del mundo.

El CMM (Congreso Mundial de la Mujer,) organiza su primer pre CONGRESO DE LIDERAZGO FEMENINO “Lo que el mundo necesita,*
Este evento contara con la participación de profesionales y especialistas destacados, que compartirán a través de conferencias, paneles y casos de éxitos, la fundamentación de la importancia del Liderazgo femenino para el mundo

El CONGRESO MUNDIAL DE LA MUJER CMM  y  Co-auspiciadores: ONU, Congreso Mundial de Universidades, CMU; Congreso Mundial de la Mujer, CMM; Congreso Mundial de Prensa, CMP; Congreso Mundial de Eco Turismo, COMETUR., así como sus  artistas invitados Cantautora Guerrense Mtra Kopani Guerrero, Instituto de Danza, laķ Victoria y XIMENA GUTIERREZ HERNANDEZ. Originaria del Municipio de Atoyac de Álvarez

Invita nos acompañes a este importante evento Internacional

El Día: Viernes 22 de septiembre, 2021
6:00 a 9:00 pm Hora Nueva York
0 a 08:00 pm Hora México. Colombia.
6:00 a 9:00 pm Hora Paraguay, RD

Compartir...

También te puede interesar