El colesterol ya sea bueno o malo es motivo de preocupación.

El colesterol ya sea bueno o malo es motivo de preocupación para los pacientes hoy en día, sin embargo este es muy importante y necesario y, por eso, la naturaleza lo puso en todas nuestras células, pero ¿Qué es y cómo afecta?

Nutrióloga Clínica

1.-¿Qué es el colesterol?

Es una sustancia cristalina; se trata de un lípido (grasa) que solo es soluble en grasa e insoluble en agua. Esta sustancia es esencial para el organismo, debido a que esta se encarga de formar parte de la pared de las células (membrana celular). Además de ser el componente principal para la producción de algunas hormonas (como las hormonas sexuales, cortisol, aldosterona, adrenalina y noradrenalina), se requiere para la producción de las sales biliares (la bilis), las cuales sirven para la absorción de algunos alimentos y vitaminas en el intestino (A, D, E, K).

2.-¿Tener colesterol siempre es malo?

Tener ‘colesterol’ no es malo, ya que como comenté arriba este es necesario como precursor de hormonas, ácidos biliares y formar la membrana de las células. Sin embargo, es oportuno diferenciar, que además del colesterol total (el que definimos arriba), existen otras grasas como el colesterol HDL, el LDL y triglicéridos.

  • Colesterol HDL y LDL

Se considera el HDL, colesterol ‘bueno’ porque este ayuda al cuerpo a prevenir la acumulación del colesterol en las arterias. Su función es transportar el colesterol sobrante en sus funciones (es decir el de otras partes del cuerpo) y llevarlo al hígado para su eliminación, evitando así las complicaciones por obstrucción de las arterias. Por contrario el LDL, considerado colesterol ‘malo’, debido a que este se deposita en las paredes de las arterias, obstruyendo el flujo de sangre a los tejidos, como corazón, cerebro y riñones.

  • Consecuencias del colesterol alto

Una de las consecuencias principales de un aumento dichos lípidos (grasas), es la aterosclerosis, una enfermedad que afecta las arterias, engrosando y endureciendo sus paredes y haciendo que pierdan su elasticidad, ocasionada frecuentemente por un depósito de grasa, por altos niveles de colesterol y triglicéridos, aumento del LDL y disminución del HDL. Cuando esto ocurre, se obstruyen los vasos, lo que dificulta el paso de la sangre y ha llevado a un aumento de las cardiopatías coronarias (infartos del miocardio –músculo cardíaco-), es decir que todo lo antes descrito son causas importantes de riesgo para las complicaciones cardiovasculares (lo que comúnmente escuchamos como accidente cerebrovascular).

Al incremento de los niveles de lípidos se le conoce como hiperlipidemia o dislipidemia, y se puede detectar al medir los niveles de dichas grasas en una analíticasanguínea y que se suele indicar como perfil lipídico.

Los objetivos generales son:

  • LDL: 70 a 130 mg/dL (los valores más bajos son mejores)
  • HDL: más de 50 mg/dL (los valores altos son mejores)
  • Colesterol total: menos de 200 mg/dL (los valores más bajos son mejores)
  • Triglicéridos: 10 a 150 mg/dL (los valores más bajos son mejores)

Datos importantes

Importante destacar que los azucares y harinas refinadas, una vez digeridos, se convierten en glucosa (azúcar) y son absorbidos en el intestino, entrando rápidamente en la sangre. Cuando esto ocurre el cuerpo convierte el exceso de glucosa en ácidos grasos, los cuales se unen a otra sustancia en la sangre llamada glicerol, para formar los triglicéridos, por lo que este tipo de grasa no depende de la ingesta de grasas de origen animal, pero sí de la ingesta de azúcar y harinas. Una vez convertidos en grasas, son utilizados como productores de energía en nuestro organismo, y el exceso es transportando por la sangre para su depósito en los tejidos grasos, principalmente dentro del abdomen (cintura). El incremento de estos depósitos de grasa en el abdomen conlleva al aumento de riesgo de padecer diabetes e hipertensión arterial, con sus complicaciones correspondientes mencionadas anteriormente.

3.- ¿La dieta que llevamos tiene mucho que ver con nuestro nivel de colesterol?

El colesterol se obtiene principalmente de dos formas: una de ellas es la producción en el hígado (endógena), en el que se producen alrededor de 3g por día (80% del total de nuestro organismo), la cual es una cantidad suficiente para cumplir con todos los requerimientos del organismo.

La otra forma de proveernos de colesterol, ocurre mediante el consumo de alimentos (grasas de origen animal principalmente); esta vía (exógena) no es indispensable para la buena función de nuestro organismo, ya que el aumento de su consumo podría ser una vía para generar niveles anormalmente altos de colesterol en sangre, con las consecuentes complicaciones.

4.- ¿Que alimentos contienen más colesterol?

Las fuentes principales de contenido de colesterol son las carnes rojas, los embutidos, los productos lácteos enteros como las mantequillas, margarinas, queso (depende la leche que se utilice y el tipo), la manteca de cacao, el aceite de coco y palma, entre otros. La yema de huevo tiene alto contenido de colesterol, sin embargo hay estudios que demuestran que no se vincula al incremento del mismo y a las enfermedades que puedan ir asociadas, por lo que mi recomendación para las personas en riesgo es que evalúen si puede serle beneficiosa o no su consumo.

Hay factores de riesgo no modificables como la herencia (antecedentes familiares), la edad (cuanto mayor es la edad, mayor el riesgo) y el sexo (el riesgo de infarto es mayor en los hombres que en las mujeres, en particular antes de la menopausia; después el riesgo tiende a emparejarse).

5.-Recomendaciones y consejos:

  • Coma una dieta saludable: Limitelos alimentos citados arriba, los alimentos fritos y procesados. En cambio, coma grasas monosaturadas, las cuales llevan a un aumento del HDL, esta se encuentra en el aguacate, aceites vegetales como el aceite de oliva y nueces. Intente comer más alimentos naturalmente ricos en fibra, como avena y frijoles, y aumente el consumo de frutas, verduras y el pescado.

Si opta por el consumo de carne roja, elija cortes magros y elimine toda la grasa visible posible.

  • Mantenga un peso saludable y haga ejercicio: Puede aumentar su nivel de colesterol HDL al perder peso, especialmente si tiene mucha grasa alrededor de la cintura.
  • Evite los cigarrillos
  • Limite el exceso de consumo de alcohol

Por la Dra. María del Génesis Méndez

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *