¿Qué tanto apoyará la gente que Danilo Medina le solicite votar por Gonzalo?

“Del Presente al Futuro”

Autor: José Núñez                            

@josenunez00

Cuando nos hacemos la pregunta, ¿qué tanto apoyará la gente que el presidente Danilo Medina vaya a solicitarle que les den su voto al candidato presidencial del partido morado, al señor Gonzalo Castillo?, no estamos pensando en las opiniones y actitudes de los militantes y empleados públicos peledeístas, por supuesto.

El cuestionamiento anterior va dirigido a lo que pueda pensar la clase media al respecto, también los que votan sin compromisos y la siempre interesante y determinante masa silente, la cual se encuentra representada mayoritariamente en el sector de los conservadores.

Porque en el país, creo que a nadie le quedan dudas, que el gobierno del licenciado Danilo Medina no haya sido siempre bien valorado, lo que no quiere decir, que no existan sectores que estén con malas notas, que se han quemado, tal cual es por ejemplo el complicado tema de  la  seguridad ciudadana.

El meollo del asunto está, de si esa buena valoración que tiene del gobierno de Medina, la gente también la percibe como una vía para apoyar al que él le pida que lo hagan en pro de seguir un poco su estilo de gobierno, aunque esta vez, Gonzalo Castillo sería el timonel, siempre y cuando logre obtener las mayorías de los votos en la primera o segunda vuelta electoral de las próximas elecciones.

Se supone, que si se valora bien a un mandatario, por lo menos deberían las personas atender las solicitudes de apoyo aunque sea para otro el voto.

Pero no podemos olvidar, que el presidente Danilo Medina, con una valoración de su gobierno muy buena, por encima del 60%, cuando se debatía fuertemente el tema de su segunda reelección presidencial en los meses de junio y julio del año pasado, la gente desaprobaba en más del 70% que se modificara la Constitución para un tercer mandato corrido.

O sea, se reconoce mayoritariamente la buena gestión de Danilo Medina al frente del erario, pero eso no quiere decir, que lo deseaban ver gobernando la nación más allá del 16 agosto de 2020, lo que también siguen ratificando con el PLD y con  Gonzalo Castillo la mayoría, según han publicado en sus últimas ediciones las firmas encuestadoras más prestigiosas del país, por cierto, son todas esas publicaciones muy recientes.

Las mencionadas encuestadoras del párrafo anterior son; La Gallup-Hoy, la Greenberg-Diario Libre, Mark Penn/Stagwell-SIN, la Penn and Schoen & Berland/Grupo y el Centro Económico del Cibao.

Entonces, ahora Danilo Medina en las calles, aunque apenas será por una semana, ya los  opositores le han incrementado las críticas, y por ejemplo, Leonel Fernández ha manifestado que «es muy tarde para ablandar habichuelas», pero siendo justo, el primer mandatario no tenía de otra con las situaciones que se viven por el Covid-19.

Aquí hay una realidad, porque si en verdad el licenciado Danilo Medina no puede endosarle un extra de votantes a Gonzalo Castillo, este empresario y neófito de la militancia política, se hunde en la etapa final de esta accidentada contienda electoral.

Además, las salidas de los Presidentes a las campañas electorales, generalmente crean ronchas, surgen muchas voces a favor y otras en contra, tanto de los sectores políticos, económicos como el de la sociedad civil y la razón fundamental es, que el tema envuelve demasiados intereses, donde obviamente, brotan las razones y las sinrazones.

Pero ya la suerte de estas elecciones extraordinarias a nivel general y congresual está a la vuelta de la esquina en la República Dominicana, por lo menos para la primera vuelta electoral, veremos que pasará después del próximo día 5 de julio.

Es que van dos candidatos presidenciales (Luis Abinader y Gonzalo Castillo) tras una definición de primera vuelta, en el primer caso podría ser, en el segundo, es un imposible y todo eso es porque existe un tercer competidor.

Entonces, Leonel Fernández representando la tercera fuerza política, independientemente de que pueda dar una sorpresa en la primera vuelta electoral, si hay un escenario de segunda ronda, bajo cualquiera de la circunstancia que se presente, sin importar el lugar que quede el expresidente Fernández, tendría el pandero en sus manos.

Lo del párrafo anterior es tan así, porque si Leonel queda en segundo lugar, es muy probable que por el perfil del presidente que demanda la realidad impuesta por el Coronavirus, todos o casi todos lo van a aclamar, pero si queda rezagado a una tercera posición, al que él apoye entre Gonzalo y Luis Abinader, sin ningún tipo de dudas, se alza con la victoria electoral.

En fin, bajo las condiciones explicadas anteriormente, a nadie le quepa ningún tipo de dudas, Leonel sabrá usar muy bien el pandero, como un hombre experimentado, informado y el buen estadista que es.

Ahora bien, la entrada de Danilo Medina al escenario electoral cuando está por echarse la paloma, tiene varias aristas, por un lado, se demuestra que su irrupción era un imperativo, también empodera las bases moradas con sus arengas, y por el lado de la oposición, los mantiene  rápidos y al acecho de todos los pasos del partido en el poder.

Además, ha obligado el primer mandatario con su activismo público, que la oposición mantenga a sus huestes activas y decididas, en otras palabras, todo está decidido, solo faltan las jugadas entre las partes el día «D», y los votos no clientelistas, el de la clase media y media alta.

En conclusión, la suerte está definida entre un hombre de «Ideas», con Gonzalo Castillo, «El Cambio Va», con Luis Abinader, y El Camino Seguro encabezado por Leonel Fernández.

30 de junio de 2020.-

También te puede interesar