Kalil Hache“Cuando un amigo se va, queda un tizón encendido que no se puede apagar ni con las aguas de un río”

“Cuando un amigo se va queda un tizón encendido, que no se puede apagar ni con las aguas de un río…cuando un amigo se va galopando su destino, empieza el alma a vibrar porque se llena de frío”…


Así con estos versos, el Ministerio de Defensa expresa su más sentido pésame a quien fuera en vida, uno de sus más fieles servidores y soldados de la Patria dominicana Coronel Kalil Haché Malkun, ERD., quien hasta en su último aliento personificó al soldado de carácter noble, alegre y de inequívoca lealtad hacia el país, la institución y hacia las personas que más amaba.

Siempre te recordaremos galopando y comandando la Caballería de Sangre del Ejército de República Dominicana, símbolo emblemático de la historia Patria.

Sea tu recuerdo en nuestras mentes, un homenaje constante al hombre que en vida demostró un espíritu totalmente desprendido y que siempre engalanaba nuestros desfiles militares representando a una de las más sublimes fuerzas de combate montada a caballo.

Comandante Kalil Haché, te despedimos con la honra que mereces para que ahora galopees en hermoso binomio, los caballos celestiales que de seguro Dios nuestro creador, ha preparado para ti en la eternidad… ¡Hasta siempre!

Fuente externa

🖤🕊

También te puede interesar