Programa República Digital es la meta del Plan Estratégico de Educación 2017-2020 con mayor retraso en su cumplimiento

El programa República Digital que ejecuta el Ministerio de Educación para fortalecer las competencias tecnológicas de directores, docentes, técnicos y estudiantes es la meta del Plan Estratégico de Educación 2017-2020 con mayor retraso en su cumplimiento, de acuerdo al último informe de la Iniciativa Dominicana por una Educación de Calidad (Idec), correspondiente al primer semestre del presente año.

El estudio, cuyos datos más recientes son del año escolar 2017-2018, arroja que en este programa de formación digital solo cuatro de catorce acciones avanzan a un ritmo suficiente para alcanzar las metas, siete avanzan a un ritmo insuficiente y las tres últimas van muy retrasadas o no han iniciado.


Indica que este programa ha producido cambios que no son drásticos en cada uno de los niveles de competencia de los docentes encuestados, pero que quizás el más importante está relacionado con la disminución de la brecha digital.


También señala el retraso en base a las expectativas iniciales del programa de formación de docentes de excelencia, que ha inscrito a 4,860 estudiantes de los 20,000 previstos.
A su vez, concluye que el ritmo de entrega de aulas se mantiene en torno a las 2,322 aulas nuevas por año, “por lo que parece imposible alcanzar el objetivo de 15,187 nuevas aulas hasta el año 2020”.


Avances notorios. El informe destaca como grandes avances el aumento de la matrícula del sector público en detrimento del sector privado, particularmente en la educación secundaria, la reducción del analfabetismo hasta un 6.56 % y la introducción del Plan Nacional de Inclusión Educativa.


Además, el estudio elogia la “asunción de una cultura de evaluación nacional e internacional”, puesto que en los últimos cuatro años se han implementado pruebas para todos los estudiantes de tercero y sexto del nivel primario este año, y las pruebas del Programa para la Evaluación Internacional (Pisa).


Falta de libros
El ministro de Educación, Antonio Peña Mirabal, admitió que la falta de libros es una de las principales debilidades del sistema educativo, luego de que el informe de la Idec hiciera esa observación.


Peña Mirabal hizo la salvedad de que cuando fue designado ministro tres años después de haber sido viceministro (2013-2016), notó que se había avanzado muy poco en el tema, pese a que había dejado directrices para trabajarlo.

Fuente externa

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *